* Premiamos fidelidad cliente con BONO 10€  en cada limpieza anual, canjeable en reparaciones y nuevas instalaciones. Intransferible. Acumulable.

* Obsequio de BONO 10€ por cada nuevo cliente aportado.

       

El USUARIO DE GAS debe saber:

1.  Es obligación de la DISTRIBUIDORA realizar cada 5 años una INSPECCIÓN en las instalaciones de gas canalizado (en Castilla y León GAS NATURAL FENOSA) avisando al usuario con, al menos, cinco días de antelación y mandar a un inspector. En el caso del gas envasado o a granel, la Empresa avisará al usuario de la fecha en que debe efectuar por su cuenta la revisión. Por tanto, si se presenta en el domicilio quien dice ser "técnico" sin visita concertada o previo aviso de inspección, se aconseja al usuario NO DEJAR PASAR sin antes comprobar la Empresa para la que trabaja, denunciando el hecho ante la policía o juzgados e interponer una denuncia en Consumo para que se proceda a una inspección.

2. Para que una Empresa de Calefacción esté autorizada a revisar instalaciones, debe estar inscrita en la Dirección General de Industria, Energía y Minas, incluida en la relación de Empresas Autorizadas en Castilla y León, para lo cual se puede telefonear directamente al 987296193 / 987296210 Delegación Territorial de Industria en León, o emplear el buscador de Empresas en la Web de la Junta para su gestión on line.

3. Antes de REPARAR un equipo es esencial pedir presupuesto y en caso de sustitución de piezas, consultar en la tienda de repuestos de la marca el precio máximo de venta al público de dicha pieza. No es que sólo pueda reparar el Servicio Técnico de la Marca, sino que el técnico que repare no debe cobrar un importe superior a dicho precio.

4. El CERTIFICADO DE REVISIÓN PERIÓDICA es el documento extendido por la Empresa Instaladora / Mantenedora autorizada, en el cual se acredia la realización de la revisión periódica y que no se ha encontrado ningún defecto, en otras palabras: el técnico certifica con este documento que su instalación está en perfectas condiciones de funcionamiento, y es acorde con la normativa vigente. De lo contrario, debe informar por escrito del defecto-s a subsanar, indicar presupuesto con el que comparar en el mercado y dentro de un plazo suficiente para que el cliente encargue o contrate la remodelación de la instalación. Transcurrido dicho plazo, se repite la visita del mantenedor, de forma que si aún no ha sido subsanado-s el defecto-s, se proceda al precinto de la misma, o lo que viene a ser la baja del suministro temporal hasta corregir el defecto-s que impiden un correcto funcionamiento del equipo, bajo la responsabilidad del técnico autorizado.

5. Si hay problemas graves en la instalación, el técnico debe PRECINTAR la instalación o aparato defectuoso, con lo cual el usuario carece de servicio porque no dispone de suministro de gas. Otra cosa es que la anomalía sea secundaria, contando con un plazo de 15 días para subsanar el problema, contratando los servicios de una Empresa Instaladora habilitada o, contactando con el servicio de asistencia técnica de la marca del aparato en caso que sea el que presente defectos y además se haya contratado un servicio de MANTENIMIENTO que cubra mano de obra y desplazamiento (en algunos también piezas) GRATUITOS en caso de avería.

6. Una Empresa Instaladora de gas DEBE:

6.a) Estar dada de alta en el Registro de la Dirección General de Industria, Energía y Minas

6.b) Tener personal cualificado para la realización de las nuevas instalaciones, modificaciones, revisiones, etc, siguiendo para ello las normas de actuación y seguridad vigentes.

6.c) Expedir certificados de revisión o de nueva instalación cuando proceda y no exista ningún defecto en la instalación

7. El RITE es un reglamento donde se establecen las condiciones que deben cumplir las instalaciones de calefacción, climatización y agua caliente sanitaria, para conseguir un uso racional de la energía. Según este documento, el RESPONSABLE de realizar el mantenimiento de la instalación térmica es el TITULAR DE LA INSTALACIÓN, quien debe contratar, puntualmente o a través de previo contrato de mantenimiento, la REVISIÓN ANUAL de su instalación. Así como permitir la inspección periódica de los 5 años. Y en cualquiera de los casos, REVISIÓN ó INSPECCIÓN, afrontar el pago de dichas revisiones. La REVISIÓN debe realizarse cada dos años si supera los 70 kW de potencia (centrales o gran consumo) y anualmente si se trata de equipo con potencia igual o inferior a 70 kW.

8. No es obligatorio suscribir un CONTRATO DE MANTENIMIENTO, aunque es aconsejable. La verdadera obligación legal del usuario consiste en una REVISIÓN anual / bianual, según potencia, siendo por su cuenta el pago de la misma como también el importe a abonar a la Distribuidora por la inspección periódica, aunque sea a través de la factura del gas mediante repercusión de la Comercializadora. Y si es aconsejable contratar el MANTENIMIENTO es porque:

8.a) está incluida la Revisión Anual

8.b) se obtiene mejor precio por los servicios prestados

8.c) la responsabilidad y el cuidado en los plazos recae sobre el técnico contratado

8.d) y suele incluir mano de obra y desplazamiento gratuito también en las reparaciones, o descuentos y precios interesantes en la sustitución de piezas.

Su precio es libre y lo abona el usuario. En caso de arrendamiento, la obligación es del propietario, salvo que se establezca otra cosa en contrato privado. Y en todo caso, como en las reparaciones, es aconsejable pedir presupuesto.

Compiten autónomos, servicios técnicos e incluso las Compañías suministradoras (Distribuidora y Comercializadoras), aunque suelen utilizar el CONTRATO DE MANTENIMIENTO como cláusula de permanencia en la Compañía, cosa ilegal a través del suministro. Normalmente, parejos a un descuento que vence al año mientras que el seguro de mantenimiento se prorroga por periodos anuales, de forma automática salvo rescisión en tiempo y forma, por parte del usuario (para lo cual debe conocer la fecha de vencimiento, sólo información por solicitud telefónica en Atención al Cliente).

CONCLUSIONES:

* Ponerse en buenas manos

* Pedir presupuesto

* Y desconfiar de quien no avise o no se identifique